Saltar al contenido
Inicio | Blog | Diferencias entre el Cáncer de Próstata, la Prostatitis y la Hiperplasia Benigna de Próstata

Diferencias entre el Cáncer de Próstata, la Prostatitis y la Hiperplasia Benigna de Próstata

Cáncer de Prostata vs Prostatitis vs Hiperplasia Benigna de Próstata
https://creublanca.jellibylab.com/wp-content/uploads/DSC05316-scaled.jpg
Adrià Piñero Zomeño
Consultas urología y andrología, Revisiones urológicas. Especialista en el diagnóstico y tratamiento de cálculos renales.
07 Dic 2023
3 Min
Consejos de salud
  • La próstata es una glándula del aparato reproductor masculino ubicada justo por debajo de la vejiga y que rodea la uretra. Forma parte del sistema reproductor masculino, ayudando en la producción de semen.

 

  • Debido a la ubicación de la próstata, los síntomas causados por las enfermedades prostáticas suelen ser, mayormente, urinarios.

 

¿Sientes escozor y dolor al orinar? ¿Tienes la sensación de que no puedes vaciar completamente la vejiga? ¿Orinas muy a menudo?

Existen tres patologías urogenitales que afectan la próstata con mayor frecuencia, y que tienen síntomas muy parecidos: el Cáncer de Próstata, la Prostatitis, y la Hiperplasia Benigna de Próstata.

Te contamos en qué se distinguen, sus síntomas, y su diagnóstico.

Cáncer de próstata:

Qué es y causas

El cáncer de próstata es una enfermedad que se origina cuando se forman células malignas en los tejidos de la próstata, y es uno de los tipos más comunes de cáncer. Suele crecer muy lentamente, y en estadios iniciales de forma silenciosa.
Las causas del cáncer de próstata no son claras, aunque se han detectado factores que aumentan el riesgo de padecerlo: edad, antecedentes familiares, raza, obesidad.

Síntomas

En la mayoría de ocasiones no produce ningún síntoma y es diagnosticado mediante un chequeo urológico. Cuando produce síntomas, éstos pueden incluir: problemas urinarios (dificultad para comenzar o detener el flujo de orina, necesidad frecuente de orinar y sensación de no poder vaciar completamente la vejiga), dolores o molestias (dolor o sensación de ardor al orinar, dolor óseo, especialmente en la parte baja de la espalda, las caderas o la pelvis, y molestias en un testículo u escroto), cambios en el patrón urinario (sangre en la orina o en el semen y eyaculación dolorosa), y otros síntomas como la disfunción eréctil o la pérdida de peso inexplicada.

Prostatitis

Qué es y causas

La prostatitis es una inflamación de la próstata, normalmente causada por una infección bacteriana. Cualquier bacteria que pueda causar una infección urinaria puede producir una prostatitis bacteriana, además de algunas infecciones de transmisión sexual (ITS).

Síntomas

Al comienzo de la infección, la prostatitis se suele manifestar con una sensación gripal (malestar general, dolores musculares, escalofríos y fiebre). También pueden aparecer problemas urinarios (orinar con frecuencia poca cantidad de orina, sensación de no poder vaciar completamente la vejiga e incontinencia de orina), dolores o molestias (sensación de ardor al orinar y dolor en los testículos, en el bajo vientre o en el periné), y problemas sexuales (disminución de la líbido, eyaculación dolorosa y sangre en el semen).

Hiperplasia Benigna de Próstata:

Qué es y causas

La hiperplasia benigna de próstata es el aumento del tamaño de la próstata no canceroso. El crecimiento benigno de la próstata es una afección común, relacionada con los cambios hormonales, que tienen lugar a medida que el hombre envejece. Normalmente produce cambios en la calidad de las micciones a partir de los 50 años.

Síntomas

Los síntomas más comunes de la hiperplasia benigna de próstata pueden incluir: necesidad de orinar frecuentemente (sobre todo por la noche), problemas con el flujo de orina (dificultad para comenzar a orinar, flujo de orina débil o que se detiene, goteo…) y sensación de no poder vaciar completamente la vejiga.

 

Diagnóstico

Para el diagnóstico de estas tres enfermedades de la próstata, el urólogo realizará una valoración exhaustiva y personalizada del estado de salud del sistema urinario y reproductor masculino. Revisará los síntomas y el historial médico personal y familiar, y realizará un examen físico para determinar si la próstata está inflamada. Si es necesario, solicitará pruebas más específicas. Estas pueden ser: analítica de sangre para determinar el PSA (un marcador de la próstata), análisis de orina, o estudios por imagen (ecografía, resonancia…). A partir de los resultados realizará un diagnóstico y recomendará un tratamiento personalizado para ti.

Con el fin de prevenir y diagnosticar de forma precoz posibles afecciones urológicas, y aumentar así la calidad de vida, los índices de curación y evitar daños colaterales, en CreuBlanca nuestros urólogos insisten en la necesidad de realizar un chequeo urológico ante cualquier inquietud o dolor, especialmente a partir de los 40 años, si tienes factores de riesgo, y sino a partir de los 50 años.

Pide cita con uno de nuestros especialistas.

Tags:

Cáncer de Próstata
Hiperplasia Benigna de Próstata
Próstata
Prostatitis
Urología