Saltar al contenido
Inicio | Blog | ¿Qué es la cistitis y cómo tratarla?

¿Qué es la cistitis y cómo tratarla?

PORTADAS WEB (10)
https://creublanca.jellibylab.com/wp-content/uploads/em_Dr_JuanLlopis.jpg
Juan Llopis Manzanera
Consultas de Urología, Flujometrías
14 Jul 2023
4 Min
Consejos de salud

La cistitis es una infección de orina que suele ser más frecuente entre las mujeres y constituye una de las patologías típicas durante los meses de verano. El calor, la humedad y el posible aumento de las relaciones sexuales durante la época estival pueden ocasionar la aparición de una infección en la vejiga.

Quienes hayan padecido alguna vez cistitis saben lo molesta e incómoda que puede llegar a ser, e incluso pueden repetirse si no se siguen las recomendaciones terapéuticas adecuadas. Por ello, el Dr. Juan Llopis, urólogo de CreuBlanca, te da las claves para el diagnóstico preciso y el tratamiento personalizado de esta patología.

¿Qué es la cistitis?

La cistitis es un tipo de infección del tracto urinario que, concretamente, afecta a la vejiga. Puede ser aguda (de instauración rápida), crónica (mantenida en el tiempo) o recurrente (de repetición).

La gran mayoría de las cistitis son agudas y están causadas por una infección bacteriana, que se caracteriza por una inflamación súbita y de corta duración de la vejiga. Generalmente, está causada por una infección bacteriana ascendente, es decir, bacterias que acceden a la vejiga a través de la uretra. Cuando se repiten en el tiempo se les conoce como cistitis recurrentes o de repetición. Por otro lado, las cistitis crónicas son poco frecuentes y difíciles de solucionar, necesitando la atención de un especialista en urología.

¿Qué síntomas produce la cistitis?

Los síntomas más frecuentes de cistitis incluyen una sensación de irritación o quemazón al orinar, necesidad de orinar muy frecuentemente, dolor abdominal, orina de aspecto turbio y mal oliente y ocasionalmente décimas de fiebre. Si aparece fiebre es signo de que la cistitis se ha extendido a órganos sólidos (riñones, próstata o testículos).

En relación a los síntomas de cistitis se pueden dar varias situaciones:

  • Para que consideremos que existe una cistitis aguda deben coexistir síntomas y un germen causante. En este caso, es necesario realizar un tratamiento mediante el uso de antibióticos.
  • Si existe germen pero no síntomas es posible que se trate de una bacteriuria asintomática, muy frecuente en personas mayores y que no requiere tratamiento.
  • Si aparecen síntomas pero no existe germen puede que estemos ante una cistopatía, por lo que se debe descartar litiasis, tumores, etc.

En cualquier caso, solamente se debe aplicar un tratamiento antibiótico si existen síntomas y hay sospecha o confirmación de germen en orina.

¿Qué pruebas realizar para diagnosticar la cistitis?

El especialista evalúa los síntomas y solicita una muestra de orina para realizar un análisis de laboratorio. Este análisis permite detectar la presencia de bacterias, glóbulos blancos y otros indicadores de infección en la orina.

Si se sospecha o confirma la presencia de una infección bacteriana, se procede a realizar un cultivo de orina para identificar el tipo de bacteria presente en la vejiga causante de la cistitis, ayudando así a determinar qué antibiótico será más efectivo para el tratamiento. En caso de que el cultivo resulte negativo o los episodios de cistitis se repitan, el especialista puede optar por realizar pruebas de imagen.

¿Cómo tratar la cistitis?

  • Infección de orina que aparece por primera vez. Las cistitis agudas se suelen tratar con antibióticos si son causadas por bacterias; o con antifúngicos si son causadas por hongos. 
  • Infección de orina que reaparece. Por otro lado, las cistitis recurrentes pueden necesitar cambios en los hábitos higiénico-dietéticos, uso de antibióticos a dosis controladas, entre otras medidas terapéuticas. Si se trata de una cistitis crónica, entonces es necesario aplicar un tratamiento muy específico que debe ser prescrito por médicos especialistas en el manejo de este tipo de pacientes.

En todo caso, nunca se debe iniciar un tratamiento antibiótico si no existe un cultivo de orina en marcha. Pues los antibióticos enmascaran los resultados de los urocultivos y dificultan un diagnóstico preciso.

¿Cómo prevenir la cistitis?

Las cistitis se ven favorecidas por una pérdida de la flora microbiana, que está presente normalmente en la vagina de mujeres premenopáusicas, debido al uso de compresas, presencia de incontinencia urinaria, falta de ingesta de líquidos, baja frecuencia miccional y estreñimiento crónico.

Por ello, los especialistas recomiendan:

  • Evitar una higiene excesiva y el uso de jabones intravaginales.
  • Mantener la vagina en las mejores condiciones de hidratación.
  • Beber al menos 1,5 litros de agua al día y orinar entre 6 y 8 veces.
  • Corregir la incontinencia y evitar el uso de compresas y salvaslips innecesarios.

 

Desde la Unidad de Urología de CreuBlanca damos a las infecciones de orina, entre otros trastornos urológicos, la importancia que merecen con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas. Nuestro equipo multidisciplinar de especialistas te ayudarán a obtener un diagnóstico preciso y el tratamiento adecuado para evitar recidivas y futuras complicaciones.